Martes 21 de Noviembre de 2017

       

EL 2019 ES AHORA – ANTICIPANDO EL FUTURO

Íbamos a iniciar este artículo como “Argentina Federal”, pero será en otra oportunidad ya que solo más abajo haremos una mención sobre esto. Creo que es importante después de las Paso, dedicar un poco de tiempo al análisis de los resultados de las mismas en el orden nacional y también provincial y recordar algunos hechos acontecidos hace más de 35 años Quiero recordar en este momento, al Presidente Raúl Alfonsín, cuya asunción fue un acontecimiento de algarabía popular que traspasó las barreras partidarias, para meterse muy dentro del corazón de los argentinos. Con él, volvía a instalarse la democracia, y renació la esperanza en todos los argentinos que reconocieron en él mismo, al hombre democrático que durante toda su campaña terminaba en cada discurso declamando el preámbulo de la Constitución y en los mismos actos aseguraba que con la democracia se sana, se come y se cura. También Alfonsín al asumir el gobierno encontró un país descalabrado económicamente, con una inflación difícil de contener y una deuda externa que condicionaba cualquier intento de romper con los intereses financieros. Los sucesivos Ministros de Economía trataron de formular un programa en materia de política económica pero los mismos estaban muy acotados, por los intereses y las presiones corporativas, que no cesaban de querer condicionar al gobierno. El mismo sindicalismo, a través de las 62 Organizaciones Peronistas y de la Confederación General del Trabajo (CGT) dio por tierra con cualquier intento de disminuir la inflación, que era uno de los temas más importantes que estaban en juego (salarios/inflación). Desde el primer momento Alfonsín intentó la conformación de un tercer movimiento histórico. El primero fue Alem-Irigoyen, el segundo fue con Perón y el Justicialismo a la cabeza. Para ello intentó llegar a acuerdos programáticos con dirigentes sindicales peronistas y con otros partidos políticos. Esto terminó por tensar las relaciones con otras fuerzas, especialmente con el peronismo. A su vez, la situación social empeoró, ya que a nivel internacional la economía estaba estancada. Durante el Gobierno de Alfonsín se obtuvieron muchos logros de tipo político, de derechos humanos, ley de divorcio, etc. El fracaso de su plan económico lo llevó a la entrega anticipada del poder a Menem. He querido recordar esto, porque hoy no está Alfonsín, hoy está Mauricio Macri Gobernando la Nación, pero hay situaciones muy parecidas a aquella época. Macri encontró un país devastado no sólo desde el punto de vista económico sino también social, con una pobreza extrema y con la oposición del Kirchnerismo al que yo llamo el socio-comunismo porque pertenecen al ala de los países latinoamericanos que dicen haber abandonado el comunismo tales como Cuba, Ecuador, Bolivia y Venezuela para convertirse en países socialistas. Mentira, siguen siendo comunistas, con verdaderos dictadores al frente de los mismos. Estos países, así como el Kirchnerismo, proponen una democracia mentirosa y debemos recordar que en ella hemos vivido los últimos 10 años de los 12 que gobernaron, con el agregado de la corrupción masiva de funcionarios y dirigentes que gobernaron desde 2003 a 2015 y que se enriquecieron a través del Estado, a costa del pueblo. Este Gobierno, nuestro gobierno nacional, yo digo que es un Gobierno de Centro, porque algunas regulaciones las hace el Estado y el resto las está haciendo el Mercado. Cuando digo de Centro, es que no es de izquierda ni de derecha. La izquierda representa al Comunismo (al sociocomunismo) y la derecha al Capitalismo. Soy reiterativo: a mi entender, este Gobierno, nuestro gobierno nacional es un Gobierno de Centro y hacia allá vamos. Soy objetivo al comparar no solo el presente, sino también los elementos de esa época por la que transitamos hace 35 años. Los marxistas colocan siempre el Paraíso en el futuro, los soñadores y los inadaptados en el pasado. Pero el Paraíso está en el presente, en cada uno de nosotros, esto es lo que podríamos llamar realismo histórico, al escuchar, al hacer y realizar lo que la gente quiere o necesita realmente y no lo que se les ocurre a los políticos que creen saberlo. Estos políticos son los inadaptados de verdad y yo diría los inadaptados de la realidad. La idealización que hace el peronismo de su “época de oro” no es nada más que una idealización histórica convertida en una utopía retrospectiva. Estas idealizaciones pueden ser pedagógicamente útiles, pero son históricamente falsas por lo que no debemos desviar lo racional hacia lo racionalista. No estoy en la búsqueda de un equilibrio político. Estoy en la búsqueda de la superación de una etapa política del país que ya paso, que ya fue, a la que no queremos volver. (Los últimos 12 años de kirchnerismo) Para ello debemos devolverle y reasignar a las Provincias sus verdaderos roles y atributos en todo lo concerniente a su condición para lograr un verdadero país federal y concluir con el centralismo porteño y de la Provincia de Buenos Aires y terminar con el que maneja “la caja”, maneja el poder. Esto si es una deuda histórica, que viene desde las bases mismas fundacionales de la Nación. Ello lo podremos lograr a través de una verdadera descentralización operativa. Y esto no es solamente un título, es un proyecto nacional para lograr una Argentina Federal. Volvamos a las Paso. La gran perdedora fue la precandidata a Senadora Nacional Cristina Kirchner a manos der Cambiemos y Massa quedó relegado a un tercer puesto con un muy bajo porcentaje o cantidad de votos logrados. En el orden nacional las cifras son contundentes. Cambiemos según cifras objetivas llegaría a: - Sumaría 18 diputados nacionales más de los que tiene. Cristina perdería 7 - Sumaría 9 senadores más a los que tiene. Cristina perdería 12 - Gana en cuatro provincias gobernada por la oposición – Córdoba, San Luis, Entre Ríos y Santa Cruz. - Gana en Córdoba. Corta el invicto del peronismo desde 1999. - Gana en Neuquén. Corta el invicto del Movimiento Popular Neuquino desde 1983. - Gana en San Luis. Corta el invicto de los Rodríguez Saa desde 1983 - Gana en Santa Cruz. Corta el invicto del peronismo desde 1983. - Gana con record de porcentaje en Capital Federal. Ganando en todas las comunas con grandes diferencias. En la comuna más pareja por 10 puntos. En la más despareja por 55 puntos. - Compite voto a voto en la Provincia de Buenos Aires con Cristina. Ex presidente, única líder y referente del peronismo. Cristina hace la peor elección de la historia del peronismo en la Provincia. Hay un empate técnico. - Cambiemos: Ganó en Jujuy, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, San Luis, Mendoza, La Pampa, Neuquén, Santa Cruz, Ciudad de Buenos Aires En la Provincia de Jujuy, el oficialismo Cambiemos obtuvo los resultados que esperaba, llegando al 35,82% El Justicialismo (Ex kirchnerismo, Ex Fellnerismo) obtuvo el segundo lugar con un porcentaje del 29,81% La gran derrota la llevo el partido 1País, que responde a Massa y liderado por el actual vicegobernador Carlos Haquim con un 12,94% La izquierda, liderada por Vilca, obtuvo el cuarto puesto con un 12,35% de votos. El porcentaje de votantes fue muy bajo, del orden del 71%. Antes de las elecciones la gran pregunta que nos hacíamos era:¿quién se llevará los votos que potencialmente tiene Milagro Sala? O que en la última elección votaron al partido de Milagro Sala Ahora ya lo sabemos. Se volcaron al Justicialismo y a la Izquierda Los candidatos y las alianzas tendrán que trabajar mucho hasta octubre incluso el mismo oficialismo que perdió en algunos Departamentos. No olvidemos que se eligen también diputados provinciales, concejales, y tres senadores nacionales y tres diputados nacionales. De mantenerse los porcentajes de las Paso, para los 24 diputados provinciales que se renuevan, el resultado sería el siguiente; -Cambiemos 10 diputados provinciales. -Justicialismo 8 diputados provinciales. -Partido Renovador 3 diputados provinciales. -Izquierda: 3 diputados provinciales. Sencillamente creo que el 2019 comenzó ahora y que los resultados que se obtengan en octubre direccionalizará las elecciones rápidamente para la elección del nuevo presidente o la continuidad de Macri. También los resultados a nivel país han significado un espaldarazo a la política del actual Presidente y ya comienzan a verse los primeros resultados en cuanto a la baja de inflación y al comienzo del crecimiento. Se estima un crecimiento interanual país, aproximado al 3%, luego de más de 6 años de crecimiento negativo. JUAN CARLOS VILLAMEA – ECONOMISTA-ESCRITOR
Rate this item
(0 votes)
Login to post comments
Volver