mayo 8, 2021

Jonatan Viale regresó a su programa y recordó a su padre, Mauro: «Lo siento todo el tiempo»

Compartir en:

A una semana del fallecimiento del periodista, su hijo envió mensajes de agradecimiento y contó cómo se encuentra.

En la tarde de este lunes 19 de abril, Jonatan Viale regresó al programa Pan y Circo en Radio Rivadavia, tras ausentarse unos días por la muerte de su padre, Mauro Viale; ciclo que continuó adelante con sus compañeros.

«Estoy bien; estamos acá. Un poquito nervioso…», comenzó diciendo tras reincorporarse. «Lo único que se me ocurre decir es gracias. Perdón por la voz. Todo el fin de semana estuve bien, pero ahora, cuando se me acercaba al aire, se me fue cerrando la garganta. Es angustia… Yo quiero decir gracias a las autoridades de la radio porque bancaron un montón. Vi todo; no contestaba porque no podía. Contesté lo que pude contestar, pero gracias. Gracias a la gente de América, que ayer le hizo un homenaje hermoso a mi papá. No quiero empezar a nombrar porque es impresionante», expresó.

Mauro Viale falleció el domingo 11 de abril, a sus 73 años en el Sanatorio Los Arcos, donde se encontraba internado tras una grave pulmonía bilateral, que derivó en una neumonía bilateral tras haber dado positivo de coronavirus. Había recibido la primera dosis de la vacuna Sinopharm el pasado jueves, luego conoció su positivo.

El lunes 12, su hijo Jonatan junto a su esposa Micaela Krolovetzk, despidieron los restos del conductor desde la casa velatoria en el barrio porteño de Villa Crespo. Fueron los únicos familiares que pudieron formar parte de la despedida debido a que tanto su madre, Leonor Amalia Schwadron, como su hermana, Ivana Viale y su cuñado, quien es productor del programa de Mauro en A24, se encontraban en aislamiento tras haber permanecido en contacto estrecho.

«Mi mamá está… está ahí, como puede. Creo que no cayó todavía. Mi hermana es la que más golpeada está, pero lo tiene a Alexis y estoy yo, y está Mica, mi mujer. Sin Mica yo me hacía percha, me caía y no me levantaba más. Mica es una leona, encontré a la compañera definitiva», sostuvo Jonatan.

«Soy un tipo súper racional, no creo en la metafísica, y empezás a ver señales. Seguramente soy un pelotudo, pero el otro día Romeo, mi hijo, me dice de la nada: ´Maradona’. ’¿Qué cosa, mi amor?´, le contesto. ’¿Maradona jugó en River?´. ’No, no, Maradona no era de River’, le digo. ‘Maradona está con el bubu, ahí’, me dice. Y yo me quedé en silencio. ¿Cómo asoció a mi viejo con Maradona? No sé. conectó eso. Y me partió. No sé qué pasó en la última semana, pero (a mi papá) lo siento todo el tiempo», añadió.

Agradeciendo que le «mandaron un montón de mensajes», destacó: «Estoy muy orgulloso de mi papá porque sabía que era querido, respetado, pero no sabía la dimensión. Te juro que no sabía… Vos suponés porque era famoso, porque tuvo picos históricos de rating, que debe haber mucha gente que lo quiere. Yo vi algo impresionante. ¿Y sabés lo que más orgullo me da? Los laburantes que me escribieron, la maquilladora de ATC, un chofer de mi papá, el portero de Le Parc… Eso es lo que mejor me hizo».

Sobre su estado de ánimo indicó que «si era por mí, me quedaba en la cama». «Yo estaba tapadito y no quería salir, pero dije: ’Bueno, tampoco puedo hacer eso. ¿Qué voy a hacer si es esto lo que me gusta?’. Además, yo pensaba qué hubiera querido mi papá… ¡Mi papá me cagaría a pedos si me quedo en la cama!», aseguró.

Para finalizar, mencionó que sigue «orgulloso» de haver realizado «el trámite de la vacuna como corresponde, eso también es importante decirlo». «Nos levantamos con Mica a las 6 de la mañana hace 3 semanas para inscribir a mi viejo en BuenosAires.gob.ar. Hicimos el trámite como corresponde, una lástima porque si era dos semanas antes, no se sabe lo que hubiera pasado, tampoco voy a empezar con esa. A él dos personas le ofrecieron vacunarse por izquierda, esas dos personas saben, pero lo importante es lo que dijo mi viejo: ‘no, me vacuno cuando llegue el turno’. Seguramente otra hubiera sido la historia, pero hicimos las cosas bien», cerró.