mayo 6, 2021

Luis Miguel furioso con Michelle Salas: «Ya no eres mi hija» ¿Qué pasó?

Compartir en:

Aseguran que tras el accidente de la modelo, el cantante la habría bloqueado y no quiere saber más nada de ella. En esta nota te contamos cómo fue la relación filial a lo largo de los años. 

La serie de Luis Miguel, protagonizada por Diego Boneta bate récords de audiencia y genera todo tipo de especulaciones, y aunque la biopic pretende mostrar al ídolo de la manera más humana posible. En la vida real, lejos de los guiones sus actitudes han sido, al menos polémicas, con respecto a su paternidad y las mujeres de su vida.

En esta segunda temporada que ya mostró los primeros dos capítulos, podemos ver que cambiará el rumbo de la historia que ya no se centrará en la obsesiva búsqueda de su mamá, Marcela y nos adentrará en su universo personal y privado.

Como ya se sabe uno de los personajes fuertes de la serie que se suma a esta segunda parte es el de su hija Michelle Salas. Y si bien no sabemos cómo contarán la historia de ambos. Sabemos que este lazo filial nunca ha sido del todo bueno.

En primera instancia lo que sabemos es que el cantante se tomó al menos 5 años en conocer a su primogénita a la que no le dio su apellido sino hasta el 2009 cuando se convirtió en padre por segunda vez de Miguel, con Araceli Arámbula.

Para el 2008, su representante, Alejandro Asensi, lo contactó con Michelle y ambos tuvieron un acercamiento que terminó otorgándole a la adolescente su apellido. Por un tiempo la relación entre ambos fue óptima e incluso la joven se mudó a Los Ángeles para vivir cerca de su padre, por quien pidió toda su vida.

Sin embargo un romance de Michelle con el representante de su padre, hizo estallar por los aires la relación, que terminó con el despido de Asensi y generó malestar en el vínculo entre padre e hija.

La relación terminó de romperse cuando salió la serie de la vida del cantante, donde en la primer temporada no contó la historia, tal cual sucedió, según Stephanie Salas, mamá de Michelle que salió a dar su opinión del tema.

«La serie biográfica no es cronológicamente acertada ya que, para empezar, mi hija ya había nacido en el momento de la relación entre Mariana y Luis Miguel, en la cual yo nunca me interpuse”, publicó en sus historias de Instagram hace casi tres años».

“Yo soy una mujer hecha y derecha y siempre lo he sido. Por tanto, como mujer y madre de dos, exijo el respeto que merecen mi hija, mi embarazo y mi persona, y pido que me dejen de incluir en esta narrativa tan irrespetuosa y ofensiva para mí y mi familia”, concluyó aseverando que ella mantuvo una relación de dos años con el ídolo mexicano, y no un romance furtivo de una noche.

Estas declaraciones fueron avaladas por Michelle, que acompaño las palabras de su madre, haciendo lo propio en sus redes dedicándole unas hermosas palabras que desataron nuevamente el cortocircuito con Luis Miguel, provocando un distanciamiento.

Desde entonces, padre e hija están alejados y sin posibilidad de una reconciliación; Ahora, de acuerdo a lo que publicó una revista mexicana, se dice que Michelle intentó contactar a su padre después del accidente que sufrió en febrero mientras disfrutaba de unas vacaciones en Estados Unidos.

La modelo se rompió la rodilla esquiando y debió ser operada. Pese a que la noticia dio vuelta al mundo, el único que ni siquiera la llamó fue nada más y nada menos que su propio padre.

«Michelle le marcó por teléfono y no le contestó. Entonces, le mandó un mensaje pidiéndole que se vieran, que por favor la agendara, pero la sorpresa fue que Luis Miguel lo leyó, lo ignoró y después la bloqueó», publicó la revista.

«Le dijo que ya había hablado con su hermano y que Luis Miguel le dijo que para él Michelle ya no existía, que ya no era su hija».
Fue ahí cuando la joven de 31 años se contactó con su tío Alejandro para pedirle que interceda en la relación, pese al intento, ni el hermano de Luis Miguel consiguió calmar las aguas. «Le dijo que ya había hablado con su hermano y que Luis Miguel le dijo que para él Michelle ya no existía, que ya no era su hija».

«Michelle se derrumbó totalmente. Afortunadamente cuenta con el apoyo de su familia materna, que la está ayudando a salir adelante», reveló a la publicación mexicana una fuente cercana a Salas.

Veremos si la serie conmueve la sensibilidad del cantante y logran retomar la relación, que al parecer viene en picada.