junio 15, 2021

Diez premisas para conseguir el primer empleo

Compartir en:

La pregunta inevitable que surge en algún momento de las entrevistas es: ¿Tenés experiencia laboral?. Comparto algunos tips para tener en cuenta en esta búsqueda inicial.

Ser un recién egresado o estudiante y querer insertarse en el mundo del trabajo puede ser un gran desafío. Y como todo desafío, una vez que se logra alcanzarlo, genera orgullo y grandes satisfacciones. ¿Quién no vivió con ansiedad la búsqueda de su primer empleo?

La pregunta inevitable que surge en algún momento de las entrevistas es: ¿Tenés experiencia laboral? Comparto algunos tips para tener en cuenta en esta búsqueda inicial:

  • Todos pasamos por la misma situación

La mayoría de las personas que te cruces en este proceso de búsqueda de empleo han atravesado lo mismo, y pueden entender la situación en la que te encontrás. Generar empatía en esta etapa es importante para lograr apertura del otro lado.

  • Fijate metas claras: Trazar tu objetivo laboral es clave

Imaginate dónde querés trabajar de acá a 5 años. Elaborá un plan de carrera con pasos que te permitan ir llegando a ese lugar. Seguramente al empezar no encuentres el trabajo ideal, pero es válido para ir adquiriendo experiencia. Pensá que todas las tareas que puedas realizar suman, te sacan de la posición en donde estás y te acercan a tu objetivo.

  • Armá un buen currículum

Es muy importante dedicarle esfuerzo en crear un buen CV. Es tu carta de presentación, la vidriera que te generará visibilidad.

Hay múltiples páginas que te pueden ayudar en esta tarea. El CV tiene que ser claro, atractivo, sencillo y sin errores. Un error frecuente suele ser que, al tener poca experiencia, incluyan información irrelevante y de relleno. Un currículum más extenso no es mejor.

Lo importante es potenciar tus habilidades y demostrar tus logros. Por ejemplo, antes de poner la experiencia laboral incluí la formación y luego las experiencias profesionales que tengas. Si no tenés ninguna, podés resaltar trabajos sociales, deportes de equipos, una experiencia en el extranjero (como un viaje o voluntariado), actividades extracurriculares que hablen de tus intereses y de vos como persona. Muchas veces las actividades que se realizan durante el período formativo (tanto en la secundaria, universidad, como también en cursos) puede ser relevantes.

Las Empresas y consultores miran las redes sociales para ampliar la información que tienen sobre los candidatos. Revisá tus redes sociales y asegurate de que te muestran tal y cómo sos, y que no haya información que pueda perjudicar tu imagen.

  • Networking/Linkedin

Es importante que te gestiones una red profesional que te permita generar visibilidad entre colegas y mantenerte informado acerca de novedades, actualizaciones y ofertas laborales. Animate a participar activamente de foros, realizando consultas y compartiendo tus opiniones.

  • Seguí formándote

Graduarte no significa el fin del aprendizaje. Todo lo contrario. El aprendizaje es continuo. Seguí especializándote en lo que te interesa, alineado al objetivo laboral que te fijaste. Un dato a tener en cuenta es que cuando no se tiene experiencia laboral, la formación es lo más valorado por los empleadores. Seguí adquiriendo nuevos conocimientos y demostralo en tu CV. Ojo, el aprendizaje no se genera solamente a través de cursos, posgrados, masters. Toda actividad, taller, lectura suma a tu desarrollo como profesional.

  • Pasantías/prácticas profesionales como primer puntapié

Muchas empresas buscan jóvenes que, aunque no tengan experiencia, aporten una mirada nueva e ideas frescas. Estas empresas cuentan con programas de pasantías para que los jóvenes profesionales y estudiantes de los últimos años de las carreras den sus primeros pasos laborales. Estos programas te permitirán darte una idea de lo que es trabajar dentro de una empresa, te otorgarán experiencia que podés incluir en tu currículum y sobre todo, te ayudarán a definir y ajustar el objetivo laboral que te propusiste.

  • La entrevista: Preparate bien

Es fundamental que te prepares bien antes de la entrevista. Mostrar claridad en tus objetivos y metas. Demostrar ganas de asumir nuevos desafíos en el mundo laboral. La actitud que tengas va a ser determinante para que te elijan.

Es importante que estés preparado para responder a las preguntas que te realizará el entrevistador. El objetivo es convencer al reclutador de que sos la persona ideal para el puesto.

  • Sé paciente

Buscar trabajo es un trabajo! No siempre se consigue rápido, y hasta puede prolongarse por unos meses. No te frustrés si no lo conseguís a las pocas semanas de enviar tu CV. Paciencia, perseverancia y actitud positiva!!!!

  • Mantenete activo

El proceso de búsqueda laboral te necesita activo y con el foco puesto en eso. No se trata de enviar el CV y esperar que te llamen. Mantenete alerta, chequeá a diario las plataformas que ofrecen trabajos, ingresá a los foros, comentá entre tus conocidos que estás buscando trabajo, revisá las bases de trabajos de las universidades, etc.