junio 15, 2021

Volver a Madrid

Compartir en:

La visita a España dentro de la gira por Europa de Alberto Fernández estuvo en duda por un buen rato. No pudo establecerse la causa real de por qué el presidente pensó en suspenderla, aunque no faltó quien atribuyera la idea a la derrota del “kirchnerismo” español a manos de la derecha. Sin embargo, el presidente resolvió finalmente visitar Madrid ante el malestar que la Cancillería detectó en el gobierno español. ¿Quién fue el vocero extraoficial de ese malestar? Según trascendió, nada menos que Hugo Sigman, conocido empresario farmacéutico con sólidos contactos en el oficialismo.

Ambulancia para peronistas

El 102 aniversario del nacimiento de Eva Perón provocó cruces mediáticos en Juntos por el Cambio. Los disparó Horacio Rodríguez Larreta con un tweet en el que reivindicó el papel de la segunda esposa de Juan Perón en la sanción del voto femenino. El posteo generó reacciones adversas, entre ellas la de Darío Lopérfido. ¿Pretendió Rodríguez Larreta con su “tweet” ganar votos del PJ? No, al parecer. La estrategia del jefe de gobierno porteño es atraer dirigentes peronistas pensando en 2023. Poner en marcha una ambulancia para recoger expulsados del PJ por el kirchenrismo. Estructura

Enojo con el Colorado

El camionero Hugo Moyano volvió a imponer su voluntad. En el conflicto con la cadena Walmart adquirida por el empresario local Francisco de Narváez consiguió una “indemnización” extraordinaria de entre 115 mil a un millón de pesos para sus afiliados. Lo hizo después de un conflicto en el que pretendía que fueran cesanteados, indemnizados y vueltos a contratar, una exigencia por completo carente de sustento legal. Habían fracasado las audiencias de conciliación y la presión sindical iba en aumento por lo que de Narváez cedió, generando fuerte malestar entre sus colegas.

Dólar e inflación

Hasta cuándo el gobierno podrá seguir pisando el dólar es lo que se preguntan tanto los inversores como la dirigencia política, porque el dato es clave para saber qué chances tiene el gobierno en las próximas elecciones. Lo ayuda el superprecio de la soja y la nula presión del FMI para cobrar la deuda, pero hay un fantasma que crece cada día más para el oficialismo: el de la inflación. Ecolatina calculó la de abril en 4,4% lo que hace una proyección anual del 52%. Mayor a la de 2019 y 2020 y una inercia muy fuerte para 2022. Todo esto a pesar del dólar encepado y los precios y tarifas congelados.