junio 15, 2021

Ledesma inició su zafra 2021

Compartir en:

Con los protocolos de prevención del Covid en plena vigencia para sus 6.000 trabajadores en Jujuy, Ledesma inició su cosecha anual de caña de azúcar, donde se origina el proceso productivo de azúcar, papel, alcohol y bioetanol.

Este año, Ledesma espera una producción de azúcar similar o levemente inferior a la de 2020, debido a que el año pasado el rendimiento de la caña había sido excepcional por los factores climáticos inmejorables para su crecimiento. En 2020, la producción fue de 342.000 toneladas. Para esta zafra, la caña llega en buenas condiciones, después de una primavera muy seca, un verano bueno con lluvias de enero a marzo, y un abril en el que llovió más de lo normal. Como siempre, el resultado final también dependerá del clima durante la cosecha, y fundamentalmente de la ausencia de heladas extensas en el invierno. Los primeros días de la zafra darán los primeros indicios del rendimiento que ofrecerá la caña.

Inversiones

Para la cosecha que se inicia, Ledesma hizo inversiones por 15 millones de dólares, que incluyen un nuevo sistema de riego operado con inteligencia artificial, tecnología de imágenes satelitales con drones, y una red RTK que permite interconectar 526 computadoras en cosechadoras, tractores, camiones, topadoras, motoniveladoras y todo el resto del parque automotor que la compañía utiliza en las tareas de campo, de modo de aumentar su eficiencia y mejorar la competitividad en costos.

El sector azucarero es la principal economía del Noroeste argentino. Abarca 6 mil cañeros independientes y 20 ingenios azucareros en Tucumán, Salta y Jujuy. Ledesma participa en el sector con el 17 por ciento de la producción, de la cual alrededor de un 90% se origina en caña propia y el resto en cañeros independientes. El inicio de la zafra moviliza un gran dispositivo: 100 camiones transportando caña día y noche desde el campo a los trapiches, otros 40 operando dentro del ingenio y 100 camiones por día distribuyendo los productos terminados a los centros de distribución de azúcar, papel, alcohol y productos electrolíticos como el hipoclorito, un insumo clave para la producción de lavandina que se hizo aún más relevante con la pandemia. Un total de 200 empresas transportistas, en su gran mayoría de Jujuy y Salta, trabajan con la cosecha de caña de azúcar, lo que da cuenta de los empleos indirectos que genera la actividad de Ledesma.

Ledesma frente al COVID-19

A raíz de la pandemia de Covid, Ledesma tiene vigentes una serie de protocolos adicionales de seguridad e higiene con el objeto de cuidar a los trabajadores. Incluyen, entre otros, 53 procedimientos de limpieza profunda en cada área de trabajo, distribución de barbijos reutilizables en tres ocasiones y reposición a demanda, puestos con soluciones desinfectantes en las áreas de atención al público, para uso general y obligatorio por trabajadores, clientes internos y externos; distancia social y demarcación; trabajo remoto permanente para todos los que puedan hacerlo por las características de sus tareas; y control de temperatura a todo el personal que ingresa a trabajar.   Con el fin de ayudar a la comunidad en la lucha contra el coronavirus, Ledesma viene contribuyendo con numerosas donaciones de alimentos e insumos sanitarios en Provincia de Jujuy. Además, toda la campaña de vacunación en la región donde se encuentra la compañía se está llevando adelante en las instalaciones del Club Atlético Ledesma, que la empresa puso a disposición junto con el personal de asistencia y los refrigerios para facilitar el operativo.