junio 17, 2021

Atleta le regaló una medalla a Santi Maratea por ayudarlos a viajar a Ecuador

Compartir en:

El influencer inició una colecta junto a sus seguidores para apoyar a los deportistas en su preparación y camino para los Juegos Olímpicos de Tokio.

En las últimas horas, Santi Maratea compartió el emotivo gesto que una atleta tuvo hacia él. Se trata de Belén Casseta, una de entre los deportistas argentinos a quienes ayudó -con el apoyo de decenas de personas- a viajar a Ecuador para que compitan en el Sudamericano de Guayaquil, torneo clave para clasificarse en los Juegos Olímpicos de Tokio. 

«Gente, algo muy especial que les quiero contar: ella es Belén se ganó una medalla en la disciplina de 3000 metros con obstáculos, y me la regaló a mí», celebró el influencer, que compartió el regalo con sus seguidores.

A fines de mayo, Maratea inició una campaña con el objetivo de recaudar el dinero necesario para un vuelo chárter que lleve a todos los representantes argentinos al torneo, que se llevó a cabo entre el 29 y el 31 de mayo. Y luego de que el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) redujera considerablemente el presupuesto, y esto fuera denunciado por los atletas, el influencer inició una campaña y en 24 horas lograron reunir más de $10,5 millones.

Casseta explicó que el regalo es «por ayudarnos a estar acá y representar a la Argentina. También gracias a toda la gente que aportó su granito de arena», le aseguró al influencer, quien mostró la medalla ante la cámara con un mensaje para sus seguidores: «Esto es de ustedes, es de todes nosotres».

Recordemos que esta no fue la única colecta que emprendió Maratea, quien se movilizó en causas anteriores como: 2 millones de dólares para comprar la vacuna Zolgensma para Emmita, la beba de once meses oriunda de la provincia de Chaco y que tiene Atrofia Muscular Espinal (AME), por lo que sus padres iniciaron una campaña para reunir los fondos, que finalmente Maratea ayudó a conseguir. Pero ese no fue el único, otros fueron: los 8 millones de pesos que la Asociación Madres Víctimas de Trata buscaba para la compra de la sede y evitar que fueran desalojadas de allí; la recolección de donaciones y la compra dos camionetas para la comunidad wichí; y evitar que cerrara la Fundación Empate que apoya a chicos y chicas con Síndrome de Down.