junio 17, 2021

Una jugadora de vóley fue sancionada por hacerle un gesto racista a su rival

Compartir en:

Se trata de una jugadora serbia que en medio de un partido contra la selección tailandesa de vóley se rasgó los ojos con sus manos para imitar a las personas con rasgos asiáticos.

Sanja Djurdjevic es una jugadora de la selección femenina de voley de Serbia que fue suspendida por dos partidos luego de que las cámaras la filmaran justo en el momento en que le dedicó un gesto racista a una de sus rivales de la selección tailandesa. 

El hecho sucedió durante un partido entre los equipos femeninos de Serbia y Tailandia en la Volleyball Nations League (VNL) que se desarrolla en Italia. En medio de la contienda, la jugadora serbia se burló de sus oponentes rasgando sus ojos con sus manos en un claro gesto racista hacia las personas con rasgos asiáticos.

Además de la suspención, la joven de 24 años debió disculparse a través de sus redes sociales: «Soy consciente de mi error e inmediatamente después del partido me disculpé con toda la selección de Tailandia. Solo quería dirigirme a mis compañeros con el mensaje: ‘Ahora, empezaremos a jugar a la defensiva como ellos’, no quise faltarle el respeto a nadie», argumentó Djurdjevic.

La actitud de la joven violó las reglas y el organismo responsable de imponer sanciones disciplinarias dentro de las competencias de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) la castigó con dos partidos y multó a la Federación serbia con el equivalente a USD 22.000.

Según el comunicado difundido por la FIVB, el dinero se donará a una causa dedicada a “combatir el comportamiento discriminatorio y/o financiar programas educativos sobre sensibilidad cultural”.

El repudió hacia el desafortunado gesto de la deportista también escaló en redes sociales donde miles de usuarios firmaron una petición para que Sanja Djurdjevic fuera sancionada, por lo que se perderá los próximos partidos de su equipo en la VNL contra Bélgica y Canadá.

En tanto, la Federación de Voley de Serbia publicó un mensaje en Facebook diciendo que “se disculpan sinceramente” con el equipo de Tailandia, pero en la misma línea defendieron a su jugadora. “Ella no quiso faltar el respeto. Por supuesto, fue una lástima. Todo terminó como un simple malentendido, en un ambiente amistoso entre los jugadores de los dos equipos”, reza su comunicado que minimiza el repudiado gesto de la jugadora.