septiembre 26, 2021

Hay 1.500 estafas por día con venta «trucha» de autos

Compartir en:

Fuentes ligadas a compañías de seguros hicieron hincapié en una preocupante y creciente ola delictiva de «falsas ventas» de automóviles que, por día, apuntan a cientos de ciudadanos argentinos.

Mientras los casos de robos y estafas no cesan en el marco de la pandemia del coronavirus, trascendió que en Argentina se dan un aproximado de 1.500 intentos de estafa respecto a ventas «truchas» de autos por día.

El dato fue dado a conocer a Diario Popular por fuentes ligadas a compañías de seguros, las cuales hicieron hincapié en una preocupante y creciente ola delictiva de «falsas ventas» de automóviles que, por día, apuntan a cientos de ciudadanos argentinos.

Según trascendió, son 1.500 los intentos de estafa por día, de los cuales un 20 por ciento se concreta. Se trata de una metodología en la que, muchas veces, tiene relación con la existencia de falsas concesionarias o con estafas telefónicas y online.

Esto conllevó a que varias entidades del sector automotriz tengan que alertar que «nunca se solicitará realizar pagos en efectivo, cobros o visitas a domicilio», ni «se solicitará realizar depósitos a números de CBU, ni en cuentas bancarias para operatorias que no estén específicamente definidas» de forma oficial.

«No acepten contactos ni envíen su documento de identidad o datos de sus tarjetas o información de sus cuentas bancarias por redes sociales, WhatsApp o similares», indicaron las fuentes, las cuales insistieron en pagar a través de las vías oficiales de cada entidad, las cuales están debidamente identificadas de acuerdo a cada caso.

Al respecto, el licenciado en Seguridad Pública, Luis Vicat, afirmó que «muchas empresas están teniendo este problema con gran frecuencia». «Han aumentado los casos y en muchos casos los estafadores dicen ser representantes de alguna empresa y en realidad no tienen ningún tipo de relación. Hacen una puesta de escena», explicó.

Según explayó Vicat en diálogo con este medio, una creciente preocupación es la de las «concesionarias truchas», las cuales ofrecen autos a precios accesibles y con formas de pago atractivas, aunque se trata todo de una pantalla, ya que, al cabo de haber pagado algunas cuotas, la empresa desaparece y el auto no se entrega nunca».

«Estas concesionarias operan en un determinado sector y luego aparecen en otras zonas. En general, aparecen en zonas de clase media», indicó Vicat, quien agregó: «Son la boca de captación de futuras víctimas».

Aunque también están las estafas telefónicas. De acuerdo a lo precisado por el especialista, este tipo de estafas «tienen que ver con un proceso de seducción». «En principio está la sorpresa, luego está el gancho, que es algo que dicen o prometen a cuenta de tal cosa. Siempre hay que tener en cuenta que el acting es un relato que puede ser muy lindo, pero en algún punto está la entrega del dinero sin tener el bien que se ofrece. A partir de ese pedido de entrega de dinero sin que se entrega lo que se ofrece, hay que cortar porque seguramente la persona va a ser estafada», alegó.

Y continuó: «En muchos casos, ante la reacción rápida de iniciar un juicio o recurrir a algún amparo, los estafadores vuelven para atrás y en pocos meses devuelven parte del dinero que uno depositó. En algunos casos, que no supera el 10 por ciento, han devuelto parte del dinero y han dado de baja la operación».

Finalmente, Vicat aseveró: «Yo recomiendo contar hasta tres. Ante cualquier tipo de ofertas que proliferan a través de internet o de telefonía, hay que leer, escuchar y contar hasta tres. Hay que charlar este tema con gente del entorno, siempre va haber alguien con más conocimiento o sexto sentido y nos puedan ayudar. Siempre es menester hacer caso a la desconfianza. Hay que tener en cuenta que estamos en una economía de guerra y tenemos una pandemia estafatoria en todos los niveles, justamente por la difícil situación económica, por eso estos delitos proliferan. No hay que tomar decisiones apresuradas».