enero 29, 2022

¿Cómo cuidar el agua de tu pileta o piletín?

Compartir en:

Agua Potable de Jujuy emitió una serie de recomendaciones para evitar el derroche en el uso de piletas y piletines.

Independientemente de su tamaño, llenar una pileta o piletines requieren vario miles de litros de agua potable. Por eso, es importante tomar precauciones para mantenerla, evitar el derroche y los gastos que implican cambiar el agua si se ensucia.

Por ejemplo, una piletin mediano, contiene unos 2.800 litros de agua. El agua con la que se llena es potable, y podría estar abasteciendo las necesidades de hidratación e higiene que una persona requiere durante una semana.

Vaciar un piletin grande (que contiene de 8 a 10 mil litros) dos veces por semana puede gastar más de 20.000 litros de agua potable, derrochando así el consumo total de agua por día de 80 jujeños, ya que en Jujuy el consumo promedio registrado es de 250 litros per cápita.

Con una serie de precauciones, se puede mantener el agua todo el verano ahorrando tiempo, dinero y, sobre todo, cuidando el recurso.

Consejos para mantener tu pileta:

– Colocá un cobertor mientras no esté en uso: una cubierta ayuda a mantenerla limpia de hojas, polvillo, insectos y otros elementos que pudieran caer al agua.

– Eliminá elementos de la superficie: utilizá un bichero o red para retirar hojas y mantener la superficie limpia de partículas.

– Limpiá el fondo: es recomendable colocar decantador la noche anterior para que todas las partículas se acumulen al fondo de la pileta y eliminarlas rápidamente con un barrefondo.

– Aprovechá las ventajas de la química: existen productos específicos para este tipo de piletas que contienen alguicida, bactericida, cloro y decantador en combinaciones y cantidades apropiadas para su cuidado.

– Usá pastillas: colocá una boya con pastillas de cloro o triple acción para mantener limpia y desinfectada el agua. Una pastilla acondiciona 5.000 litros de agua hasta su disolución total. La cantidad de pastillas y el tamaño de la boya dependerá de las dimensiones de tu pileta.

– Limpiate los pies: en verano acostumbramos a andar descalzos, acumulando suciedad en nuestros pies. Enjuagalos fuera de la pileta antes de ingresar para evitar trasladar esas partículas al agua.

– Filtrá el agua: si tu pileta cuenta con un filtro, recordá mantenerlo en condiciones y hacelo funcionar un par de horas por día.

– Productos de uso doméstico: también se puede realizar una cloración del agua con lavandina. Se recomienda una tasa de lavandina cada 6.000 litros de agua a tratar.

– Evitá que el agua se ponga verdosa: se puede disolver en agua caliente una cucharadita de té de sulfato de cobre por cada 10.000 litros de agua. El sulfato de cobre se consigue en viveros, corralones o lugares de venta de productos para pileta.