mayo 28, 2022

Schwartzman avanza a segunda ronda en Australia y Báez debuta en un Grand Slam con un triunfo

Compartir en:

El porteño Diego «Peque» Schwartzman (13º del ránking mundial) sumó esta madrugada la primera victoria argentina en la primera ronda del Abierto de Australia tras superar con comodidad en el estreno al serbio Filip Krajinovic por 6-3, 6-4 y 7-5.

Además el bonaerense Sebastián Báez (88° del ránking mundial) se dio un gran gusto al conseguir la primera victoria de su carrera en un Grand Slam al superar al español Albert Ramos Viñolas (44°) en un maratónico partido de casi tres horas y media que le permitió avanzar a segunda ronda del Abierto de Australia.

Schwartzman, de 29 años y cabeza de serie número doce en el primer Grand Slam de la temporada, se enfrentará en la siguiente ronda al australiano invitado Christopher O’Connell, que se impuso al francés Hugo Gaston por 7-6, 6-0, 4-6 y 6-1. 

«Peque» tuvo que recibir la asistencia del fisioterapeuta por unos calambres en el muslo derecho en la recta final de un choque que se alargó después de perder su servicio con 5-3 a su favor en el tercera set.

«Muchas veces no se ve la recuperación que uno hace, siempre terminás con molestias o calambres que por tele o el público no se ve, son cosas con las que nosotros convivimos siempre», explicó Schwartzman.

El argentino alcanzó la segunda ronda a orillas del río Yarra por sexto año consecutivo en lo que fue su octava participación en el Grand Slam australiano, mientras que igualó el récord de victorias sobre superficie dura del mítico Guillermo Vilas con 107, por detrás de Juan Martín del Potro (311), David Nalbandian (187) y su actual entrenador Juan Ignacio Chela (121).

En la edición pasada, el porteño cayó en tercera ronda después de verse sorprendido por el que acabaría siendo la revelación del torneo, el ruso Aslan Karatsev (18).

ENORME ALEGRIA

Báez sorprendió al español Ramos-Viñolas al vencerlo por 6-4, 4-6, 6-3, 1-6 y 6-2 en tres horas y 26 minutos de juego.

El joven de 21 años, entrenado por Sebastián Gutiérrez, cristalizó con esta victoria la gran temporada 2021 que había tenido a nivel Challenger: fue el mayor ganador de títulos con seis de los 20 que consiguieron los jugadores albicelestes.

El jugador nacido en Billinghurst, en el partido bonaerense de San Martín, sumó así su tercer triunfo ATP de su carrera, luego de que en 2020 pasara la primera ronda de Hamburgo y la semana pasada lo hiciera en Sidney.

Y como premio o castigo, enfrentará en la próxima instancia nada menos que al griego Stefanos Tsitsipas (4°), que se impuso con relativa facilidad al sueco Elias Ymer 6-2, 6-4 y 6-3.

«Estoy feliz de haber podido ganar hoy. Ramos fue un rival muy complicado y con mucha experiencia. En la previa sabía que iba a ser muy duro. Estoy feliz de poder seguir en el torneo», expresó Báez en conferencia de prensa tras el triunfo.

Las restantes presentaciones para los argentinos resultaron negativas, al igual que en la jornada del lunes, con las caídas de Marco Trungelitti (198vo) y Juan Manuel Cerúndolo (80mo).

Trungelitti cayó ante el estadounidense Frances Tiafoe (34to.), luego de dos horas y 55 minutos de juego, por 3-6, 6-4, 6-2, 3-6 y 6-2. Y Cerúndolo no pudo con el checo Tomas Machac (123do) por 6-3, 2-6, 6-4 y 6-2, luego de dos horas y 56 minutos de juego.

Estas dos eliminaciones se sumaron a las de Federico Delbonis, Federico Coria, Facundo Bagnis y Tomás Etcheverry, en una primera ronda que culminó 2-6 para los argentinos.

Además, el británico Andy Murray reapareció en el Australia Open después de tres años del anuncio de su retiro y lo hizo con un triunfo por 6-1, 3-6, 6-4, 6-7 (5) y 6-4 sobre el giorgiano Nikoloz Basilashvili (21ro. preclasificado y 23ro. en el ranking).

La otra noticia del día se dio en el regreso exitoso del australiano Nick Kyrgios tras padecer coronavirus en las últimas semanas, vencedor del británico Liam Broady por 6-4, 6-4 y 6-3, y ahora chocará con Medvedev.

«Antes, estaba entrenando 4-5 horas al día y me sentía genial. Con el Covid, no podía ni salir de la cama. No podía respirar, no paré de toser. Estuve muy jodido. Estaba en un estado de forma brutal y me dio muy fuerte. Para todo aquel que lo esté pasando, le deseo lo mejor. No me siento ahora mismo 100%, obviamente, pero no usaré eso como excusa», reconoció el local en la conferencia de prensa.