mayo 28, 2022

Abierto de Australia: Schwartzman y Báez perdieron y ya no quedan argentinos

Compartir en:

Por la segunda ronda del Abierto de Australia, Schwartzman cayó ante un desconocido tenista local y Sebastián Báez no pudo con el griego Tsitsipas.

Diego Schwartzman se despidió del Abierto de Australia ante el local Christopher O’Connell, número 175 del mundo, quien lo venció por 7-6 (6), 6-4 y 6-4 en 3 horas y 7 minutos de juego.

El «Peque», decimotercer preclasificado en el primer Grand Slam de la temporada, tuvo una jornada para el olvido con un servicio que no le funcionó: 7 dobles faltas y 69% de puntos ganados con su primer saque, lo que le permitió a su rival tomar 4 posibilidades de quiebre en el partido.

En su octava participación en Melbourne, Schwartzman no pudo alcanzar la segunda semana de competencia como sí lo hizo 2018 y 2020. Repitió la actuación de 2017 cuando fue eliminado tras ganar en el debut.

O’Connell, de 27 años, fue invitado por la organización del torneo y aseguró su mejor performance en torneos «majors», pues nunca había accedido a una tercera ronda, instancia en la que se medirá con el estadounidense Maxime Cressy (70º).

El australiano, cuyo mejor ranking histórico fue el puesto 111 alcanzado en septiembre de 2020, registra una foja de 7 victorias y 15 derrotas en el circuito de la ATP.

Más tarde, Sebastián Báez no pudo con el griego Stefanos Tsitsipas y quedó eliminado tras perder 7-6(1), 6-7(5), 6-3 y 6-4. De esta manera, ya no quedan tenistas argentinos en el primer Grand Slam del año.

El tenista heleno se sobrepuso al buen arranque del tenista argentino de 20 años, que debutó en cuadro final de Grand Slam.

El cuarto cabeza de serie accedió a la tercera ronda por cuarto año consecutivo en lo que está siendo su quinta participación. En siguiente ronda se enfrentará al francés Benoit Paire después de que este se impusiera al búlgaro Grigor Dimitrov por un ajustado 6-4, 6-4, 6-7(4) y 7-6(2).