mayo 28, 2022

Conmebol rechazó la apelación de Boca por los incidentes en Brasil

Los incidentes se dieron en los pasillos del estadio de Mineiro, tras una provocación por parte de dirigentes del equipo local. Captura.

Compartir en:

Conmebol no hizo lugar al recurso de apelación presentado por el xeneize a raíz de las duras sanciones por los incidentes ocurridos en julio de 2021, tras la eliminación ante Atlético Mineiro.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) rechazó este jueves por la noche el recurso de apelación presentado por Boca a raíz de las sanciones por los incidentes ocurridos el 20 de julio de 2021 en Belo Horizonte en su visita a Atlético Mineiro. De esta forma, la entidad confirmó los duros castigos dispuestos a futbolistas y dirigentes de la institución xeneize.

«Contra esta decisión cabe recurso ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAD), conforme al Art. 57 del Código Disciplinario de la CONMEBOL en el plazo de veintiún días corridos a partir del día siguiente a la notificación de los fundamentos de la presente decisión, debiendo cumplir con las formalidades y elementos establecidos por el TAD», señaló el comunicado de la Conmebol que ratificó el fallo.

Según se oficializó en octubre pasado, el órgano rector del fútbol sudamericano, los futbolistas implicados fueron Sebastián Villa y Cristian Pavón (ambos con seis partidos de suspensión), sumado a Marcos Rojo (5), Carlos Izquierdoz (4), Diego Pulpo González (3) y el arquero suplente Javier García (2).

Además, por los incidentes también recibieron duras sanciones Raúl Cascini y Marcelo Delgado, integrantes del Consejo de Fútbol de Boca; Leandro Somoza, quien formaba parte del cuerpo técnico de Miguel Ángel Russo, y Fernando Gayoso, entrenador de arqueros.

En el caso de los dirigentes, ambos recibieron una prohibición por 24 meses para concurrir a los estadios a presenciar competencias Conmebol, además de una multa económica que sumado el total le será debitado al de lo que debe recibir en concepto de Derechos Televisivos o Patrocinio por parte del ente.

Los violentos episodios que provocaron estas sanciones se suscitaron el miércoles 20 de julio en el estadio «Mineirao» de Belo Horizonte, cuando el equipo que en ese entonces era dirigido por Russo perdió por penales frente a Atlético Mineiro (1-3), luego de haber igualado sin goles en el global de la serie, pero sufriendo la anulación de dos goles mediante el sistema VAR.

Cuando terminó el partido y los jugadores ya estaban en los vestuarios, los dirigentes mencionados en el informe fueron provocados por allegados del «Galo» y reaccionaron, trenzándose a golpes de puño con los encargados de la seguridad.