mayo 28, 2022

Fernández: «No me quiero pelear con Cristina sino con Macri, la derecha y causantes de decadencia»

Compartir en:

El presidente Alberto Fernández dijo hoy que no mantiene una «disputa» con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sino que tiene «diferencias» con ella, pero aclaró que no quiere «pelear» con la expresidenta sino con Mauricio Macri, «la derecha y los causantes de la decadencia argentina».

Así lo afirmó en una rueda de prensa que ofreció esta tarde en la embajada argentina en París, a donde llegó esta mañana en la tercera y ultima escala de su viaje por Europa que lo llevó también a España y Alemania.

«En un reportaje con un diario muy importante de España el periodista me trajo al escenario las diferencias que podemos tener con Cristina. Todo el reportaje trató de subirme al ring con Cristina», explicó el mandatario sobre las declaraciones que hizo esta semana al diario español El País.

En ese marco, agregó: «Yo no me tengo que pelear y no me quiero pelear con Cristina sino con Macri, con la derecha y los causantes de la decadencia argentina, los que generaron la deuda, los que hicieron caer 20% el salario real que hay que recuperar».

«Allí está puesta mi cabeza, en resolver los problemas de los argentinos, en acotar los daños que el contexto internacional genera en Argentina, en ayudar a los más necesitados, en generar trabajo, en aprovechar oportunidades y como les dije a Pedro Sánchez y Olaf Scholz en ver la posibilidad de que Argentina rápidamente se ponga a licuar gas y exportarlo».

Al referirse a las diferencias dentro del Frente de Todos (FdT), el Presidente insistió: «No estoy discutiendo con Cristina, ni ninguna interna, no estoy pensando en mi reelección, estoy pensando en cómo salir de los problemas que tenemos», dijo y agregó: «No tengo una disputa con Cristina, tengo diferencias».

En tanto, afirmó que en las elecciones presidenciales del año próximo, el Frente de Todos debe «hacer lo que sea necesario para ganar y garantizar que el macrismo y la derecha no nos vuelvan a sumir en el mundo espantoso en que nos sumieron».

El Presidente dijo que su Gobierno «no está conforme ni contento» con los índices de inflación, y consideró que un porcentaje «relativamente alto deriva del aumento de los precios en los alimentos como consecuencia» de la guerra en Ucrania.

«El programa económico va a ayudar a la desaceleración de la inflación, pero no estamos conformes ni contentos, lejos estamos de estar contentos con los índices de inflación que hay hoy en Argentina», dijo Fernández en una rueda de prensa en la embajada argentina en París, a donde llegó hoy en la tercera y última escala de su gira por Europa.

Esta tarde, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que el ministro de Economía, Martín Guzmán, anticipó «será menor al de marzo», cuando alcanzó al 6,7%.

Al hablar con los periodistas argentinos que cubren la gira presidencial, Fernández insistió en que «hay un porcentaje de esa inflación, que yo creo que es relativamente alta, derivada del aumento de precios en los alimentos como consecuencia de la guerra y muchos otros insumos».

«Debemos seguir trabajando en eso. Nuestro programa tiene tres pilares: producción, trabajo y mejor distribución del ingreso. Estamos creciendo mucho en economía, generando muchos nuevos trabajos formales, pero nos está costando mucho la distribución del ingreso y en eso tiene mucho que ver la inflación», aseveró el mandatario.

En ese marco, dijo que el Gobierno «alienta que las paritarias resuelvan ese problema, haciendo que los salarios crezcan por encima de la inflación».

«Tenemos que trabajar fuertemente en eso. Ese elemento, esa causa, la causa externa, no la manejamos nosotros y la inflación es muy dañina. Debemos rápidamente parar este tema», concluyó.