octubre 5, 2022

Devaluar o no

Compartir en:

Devaluar o no devaluar, esa es la cuestión principal que Sergio Massa no resolvió en sus primeras dos semanas y que le hizo perder más de 1.000 millones de dólares al Banco Central, aunque el viernes recuperó unos modestos 15. El fondo de inversión  Ashmore en un informe interno recomienda una devaluación de entre el 30 y el 50% para cortar la fuga de divisas que constituye una muestra diaria de desconfianza en la nueva gestión. Pero no es que Massa ignore la necesidad de un tipo de cambio realista, es que para poder acceder al cargo asumió ante Cristina Kirchner el compromiso de no devaluar.

“Cui bono”

Suele ser imprevisible la manera en que vota el interbloque de Juntos por el Cambio en el Senado. El miércoles votó unido contra el blanqueo para favorecer a quienes invierten en la construcción y dividido en el caso del consenso fiscal 2021. El blanqueo permitirá legalizar dólares ocultos a la AFIP. Fue un proyecto impulsado por Sergio Massa y el presidente del bloque PRO en Diputados, Cristian Ritondo. No quedó claro por qué el macrismo votó esta ley a favor en una Cámara y en contra en la otra. Trascendió que algunos legisladores pensaron que tenía nombre y apellido y no la quisieron convalidar.

PASO opositora

En cercanías de Mauricio Macri ven por ahora unas futuras PASO con tres candidatos a presidente. Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich y Facundo Manes. Creen que tanto el primero como la segunda llevarán como candidatos a vice a radicales, mientras que Manes llevará a un peronista. Creen también que lo más conveniente sería modificar la ley de las PASO de manera que sólo se vote por el candidato a presidente. De esa manera se permitiría al ganador elegir a su vice, pudiendo de esa manera convocar al que salió en segundo lugar, una forma de consolidar el voto del espacio.

Macri conurbano

Mauricio Macri, en tanto, sigue recogiendo muestras de apoyo creciente en el territorio que le resulta más adverso, el conurbano. El fenómeno está directamente ligado con el fracaso y desorientación del gobierno kirchnerista. Todavía no decidió competir, porque su techo continúa siendo demasiado bajo, pero si lo hiciera sus adversarios serían Rodríguez Larreta y Manes, porque Patricia Bullrich se bajaría. Un giro importante de la estrategia del ex presidente es su acercamiento a Elisa Carrió como quedó a la vista en la batalla verbal que desató está ultima contra la “pata” peronista de la oposición.