marzo 5, 2024

Aviones, inhibidores de drones y radares custodiarán la asunción de Milei

El operativo será comandado desde el Centro de Operaciones Aeroespaciales Merlo e incluirá aviones IA-63 Pampa. Archivo.

Compartir en:

Las operaciones serán comandadas desde el Centro de Operaciones Aeroespaciales Merlo. Entre los elementos dispuestos se encuentran aviones A4-AR «Fightinghawk» y IA-63 Pampa.

Un operativo especial de seguridad en el espacio aéreo con aviones de combate, inhibidores de drones y radares fue implementado por el Comando Operacional de las Fuerzas Armadas para acompañar el domingo la ceremonia de asunción del nuevo presidente, Javier Milei.

Así lo informó hoy el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas al señalar que el Comando Operacional de las FFAA ha implementado a través del Comando Conjunto Aeroespacial una Zona de Identificación Aérea para dar seguridad al espacio aéreo durante la ceremonia de asunción del nuevo mandatario electo.

Para ello se ha ordenado el alistamiento de caza interceptora con aviones A4-AR y IA-63 Pampa, sistemas Inhibidores de drones y radares de vigilancia aeroespacial, añadió el Estado Mayor en un comunicado.

Aviones A4AR formarán parte del operativo de asunción de Javier Milei.

Aviones A4AR formarán parte del operativo de asunción de Javier Milei.

Asimismo, indicó que esta operación conjunta es conducida en tiempo real desde el Centro de Operaciones Aeroespaciales Merlo, ubicado en la localidad homónima del Gran Buenos Aires.

Javier Milei asumirá, a sus 53 años, la Presidencia de la Nación en una ceremonia que comenzará a media mañana con su presentación ante la Asamblea Legislativa en el Congreso Nacional y luego de ofrecer un discurso a la ciudadanía en la Plaza de los Dos Congresos, se trasladará hasta la Casa Rosada, con una caravana y escolta de honor.

Milei, economista y fundador del partido La Libertad Avanza, será el décimo argentino en ejercer la Presidencia desde el regreso de la democracia, si se cuentan los mandatos de Adolfo Rodríguez Saá y Eduardo Duhalde tras la crisis del 2001.

Con información de Télam.