mayo 9, 2021

«La situación epidemiológica de Jujuy es diferente a la de AMBA»

Compartir en:

Gerardo Morales ratificó que, por el momento, en la provincia no se aplicarán medidas restrictivas a las actividades laborales, de circulación, recreativas y educativas.

“La situación epidemiológica de Jujuy es diferente a la de AMBA», apuntó y consideró que «la segunda ola nos va a llegar en algún momento». «Estamos teniendo una situación creciente de casos, pero todavía controlable”, señaló.

Gerardo Morales confirmó que la posición planteada a nivel local es “no cerrar las escuelas” e instó a la comunidad a “trabajar juntos, porque el esfuerzo no solo debe ser de los docentes, de los niños y del gobierno”.
Adelantó que, en la reunión de la mesa del COE prevista para el próximo sábado, “se evaluará cómo está la situación” y subrayó que “vamos ser más rigurosos en el control de las juntadas y la noche”.
Resaltó que en caso de aumento de los contagios, podría aplicarse “un toque de queda sanitario de 0 a 6 de la mañana”, aunque reiteró: “No quiero adelantarlo como medida, porque no la vamos a tomar todavía”. “Espero que retomemos el camino de las convocatorias del diálogo como cuando el presidente nos convocaba a las reuniones donde participábamos los gobernadores y dábamos opiniones”, manifestó Morales y agregó que “la situación no es la misma en todo el país». Morales reafirmó el concepto de “mantener las escuelas abiertas y mantener la actividad económica”, porque “la gente no da más, tanto en la actividad formal como en la informal”. “Nos enfermamos cuando nos descuidamos en las juntadas, cuando nos sacamos el barbijo para comer o tomar algo”, expresó y en ese sentido destacó el comportamiento del jujeño al que calificó de “bastante bueno”, ya que hay “un mayor cumplimento que en otras provincias”. “No hay que bajar los brazos, el personal de salud nunca bajó los brazos y no comparto que se hayan relajado, si acá hay trabajadores que nunca bajaron los brazos es el personal de salud”, enfatizó Morales y destacó la importancia de que toda la comunidad “cumpla con las normas de protocolo” y de bioseguridad.